Reportajes

¿Cómo son los momentos previos a un concierto? ¿Qué hay detrás de los festivales de música? Todo eso y mucho más en nuestros reportajes.
 

De como el Shikillo Festival se convierte en "adulto"

Después de un merecido descanso tras haber disfrutado del mágico concierto de Extremoduro la noche anterior, nos presentamos a las 6 de la tarde bajo un sol de justicia para ver cómo se desarrolla el segundo y último día del Shikillo. En esta parte del festival los escenarios se dividen en dos y los grupos cabeza de cartel tocarán en el escenario “Shikillo” y los demás en el escenario “Nombre”.

 
 
 
 
 
 
 

Metal "a saco"

Bienvenidos a la capital del metal en Madrid que durante la jornada del 29 de Junio dio cobijo a la segunda edición del Asaco Metal Fest. Un único día en el que pasaran por su escenario ni más ni menos que nueve bandas de todas las clases de metal, muy distintas, pero con una misma finalidad: dar mucha caña y hacer ruido.
 
El festival se anunciaba como anti crisis y así era, 25 euros por nueve grupos. Tal y como están las cosas francamente barato. Dentro, ya en las barras, las bebidas y los bocadillos estaban a un precio más que asequible, gran acierto de la organización en ese sentido. Y en cuanto al merchandising, igualmente los precios eran económicos.
 
 
 

Dentro del hormiguero En Vivo

Desde el minuto cero, la diferencia con la edición anterior fue clara y vino marcada por las dos horas y media de atasco, el tiempo que tardamos en llegar al polígono industrial de Los Olivos. Bastaba con mirar los coches colindantes para darse cuenta de que, efectivamente, todos íbamos al mismo sitio, el Festival En Vivo daba comienzo. Y era el primer día…
 
Una vez allí, aparcar no resultó muy complicado. Hay que destacar que precisamente uno de los aparcamientos estaba muy bien organizado, lo que antes era arena ahora se había convertido en una colcha de hierba totalmente lisa que evitaba el levantamiento de polvo.
 
 
 

 

La Fuga

 2 horas de directo, 24 horas de trabajo

Durante las dos horas que dura un concierto, todo se puede olvidar. Las emociones afloran. Las gargantas se funden en un sólo grito. Las guitarras taladran los cerebros. La música entra en las venas como alimento. Los momentos se hacen únicos e inolvidables. En este caso, el rock invade por unas horas cualquier pensamiento. Pero no obstante para que todo ello sea posible, alrededor de 50 personas trabajan durante 24 horas con el objetivo de que todo salga a pedir de boca. La preparación, montaje y desmontaje del evento son las labores menos apreciadas y reconocidas. No se habla muchas veces del trabajo que realizan esos técnicos u operarios y que sin embargo, se hace esencial para satisfacer a un público cada vez más exigente.
 
 
 

 

Fusión Rock 2008

 Fusión de generaciones y buena música en el Fusión Rock 2008

Como si de un partido se tratara, al lado del campo de fútbol de Herencia (Ciudad Real), a las 21:00 ya se agolpaban un considerable aluvión de jóvenes con camisetas que reflejaban la luna, muchas lunas junto al nombre "La Fuga", el plato fuerte del día de un cartel que completaban los grupos "El Último Naufrago" y "RSK".
 
 
 
 
 
 
 

 
Marearock¡No nos podrán parar!

Si el año pasado el Festival Marearock consiguió reunir a más de 4.000 personas, este año, si bien los asistentes fueron menos, las ganas, la energía y la pasión por el rock estuvieron más que patentes en una noche en la que Bocanada, Censurados, Hirurko y Iratxo fueron los grupos invitados. Los gritos de apoyo, la adrenalina y sobre todo el ambiente de protesta se convirtieron en los verdaderos protagonistas. Y es que nada podía parar su celebración, aunque fuera a menor escala, porque Marearock está más que presente en el panorama del rock nacional pese a ser tildado de "dar mala imagen" por gente que no respeta la música como hilo conductor de la libertad de expresión.
 
 
 

 
Público Viña RockEl Viña Rock vuelve a Villarobledo con más fuerza que nunca

Tras un año de litigios entre la empresa Matarile y el Ayuntamiento de Villarrobledo, por el nombre del festival, el Viña Rock volvió a la localidad que le vio nacer allá por el año 1996. Este año cerca de 70.000 asistentes llenaron hasta la bandera el recinto como nunca antes se había visto. Caracterizado por su Arte-Nativo, conglomeró a grupos de tan variopinta índole como los mejicanos Brujería, Amparanoia, La Mala o Peret. Por primera vez, el festival mas popular de España comenzaba un jueves para acabar un sábado, y disfrutar así de tres largas noches con la mejor música rock, metal, hip hop y mestizaje.