Festival Marearock 2008

¡No nos podrán parar!

 
Madrid.- Si la II Edición del Festival Marearock se avecinaba realmente interesante en tierras torrevejenses con la participación de grupos como Hamlet, La Pulquería o la Kinky Beat, la suspensión del mismo daba al traste con las expectativas creadas.
 
BocanadaEl Delegado de Juventud del Ayuntamiento de Torrevieja anunciaba el pasado mes de mayo la cancelación del Festival por "el supuesto tono radical del evento y la mala imagen que ofrece, así como los posibles destrozos que se puedan causar". La base de esto está en que al año pasado hubo algunos desperfectos en el recinto. Pero además el Delegado de Juventud alegó que era imposible ubicar el Festival en otro recinto y que justo el día antes de la celebración del mismo ya se había acordado un concierto en el mismo sitio. Ante la imposibilidad de realizar el Festival en Torrevieja, Marearock se movilizó para buscar otro sitio donde pudiera llevarse a cabo y en el cual todos los amantes del rock pudieran disfrutar de algo similar a lo acontecido el año pasado.
 
De esa forma, la fiesta que tendría lugar en Madrid el 13 de junio, se convertía en el nuevo cartel del Festival Marearock 2008 con los grupos de Bocanada, Censurados, Iratxo e Hirurko. Al precio de 8 euros (previa reserva de la entrada mediante un correo a la organización del festival, indicando el nombre y el DNI) y a 10 euros en taquilla, eran varias las personas que adquirían la entrada o bien reclamaban la reservada más barata.
 Bocanada
Al llegar a la Sala Live de Madrid, lugar donde daría comienzo el festival, el ambiente hablaba por sí sólo. No eran Bisbal, ni Alejandro Sanz los que iban a tocar, sino grupos de rock y punk con letras de gran carga social, con voces tajantes, con acordes punzantes y firmes. Eso se traducía en un ambiente desinhibido, lleno de buen rollo y sobre todo de un sentimiento compartido con los allí presentes, el deseo de ver algo bueno, de disfrutar y cantar, no solo desde las entrañas como muestra de denuncia por la suspensión del Marearock sino también como un grito al "aquí estamos pese a las dificultades".
 
La entrada como en muchos de los festivales era una pulsera verde que te tenías que colocar antes de acceder a la sala. Aunque también eran abundantes las pulseras rojas que como pudimos comprobar pertenecían a los amigos o conocidos de los grupos.
 
El primer grupo en salir al escenario fue el navarro Bocanada, a cuya cabeza se encuentra Martín Romero, si ya su procedencia y su apellido hacen sospechar, basta con escucharle y verle en el escenario para saber de qué familia procede. El hermano de Kutxi, cantante de Marea, se presentaba ante el público con su banda pese a tener tan sólo una maqueta de tres canciones. Se saltaba toda previsión y llegaba a cantar hasta un máximo de seis canciones de las que seguramente la gran mayoría compondrían su primer disco.
 
Estética similar, movimientos semejantes en el escenario, desgarro y tono de voz "peculiar" si no fuera porque todo eso ya había hecho eco con anterioridad en las mentes de cada amante del rock personificado en el rockero poeta por excelencia, Kutxi Romero. Un parecido increíble, que cualquiera que tan sólo escuchara sus canciones sin ver físicamente la garganta de la cual salían, no hubiese dudado en atribuírselas al cantante de Marea. ¿Estábamos ante un Kutxi Junior o ante un nuevo Ché Guevara? Lo cierto es que actitudes de ambos personajes tenía y se marcaban aún más con el paso de los temas, con apariencia y lo que quería trasmitir. Tal vez, sin saberlo hayamos estado delante del sucesor de Kutxi ¿le dará su hermano el testigo?
 
IratxoComenzó tocando "Palabras de sangre y pintura" pasando por sus otros dos temas incluidos en la maqueta, "Tres palillos" y "El Bicho" . Temas que alternaría sucesivamente con canciones nuevas, que ofrecía de forma exclusiva para el público de la sala. Algunas de ellas, finalizaban con la recitación de algún poema. Sin embargo, hay que destacar uno de los temas en los que alzó sus antebrazos, en los cuales el cantante lleva tatuadas dos iniciales (una en cada antebrazo respectivamente) que representan a "las personas que más quiero".
 
 
Tras terminar su actuación bajó del escenario y se integró en el público como una persona más. Precisamente esa accesibilidad para hablar con los componentes de los grupos es algo que tan solo se da en los conciertos realizados en salas. Aunque muchas veces también depende del grupo. En este caso, todos y cada uno de los componentes de los grupos del Festival fueron perfectamente accesibles y se mezclaron entre el público mientras veían las actuaciones de sus compañeros de escenario.
 
Con tan sólo 10 minutos de descanso para cambiar los instrumentos y adecuar el escenario a las necesidades del grupo que estaba por subir al escenario. El siguiente conjunto en salir fue del madrileño grupo Iratxo. De su instrumental hay que destacar los bongos que le aportan esa fusión de la que se hace eco mezclada con rock.
 
El cantante descamisado y totalmente metido en el ambiente, pese a tener la mirada perdida, recorrió a través de las cuerdas de su guitarra parte de los temas que componen el disco. Comenzó con "Los Piratas" seguido de "Ni el aire", "Luna Llena" y "Arlequín" en la que hizo subir al escenario a Martín Romero, cantante de Bocanada para colaborar, dando lugar a un tema en el que el disfrute de ambos era más que patente. En su recta final sonaron temas como "No es la primera vez" y "El aire que da la vida" para concluir su actuación con "Lavapiés" haciendo a todo el mundo gritar el nombre del barrio más mestizo de Madrid.
 
CensuradosSeguidamente, el cambio de estilo vendría de la mano del grupo madrileño Censurados, que con su punk harían hacer saltar a todo el público. Entre sus temas hay que mencionar "Esta puta vida", "Otro día perdido en la calle" o "Pintada negra". Aunque también presentaron alguna composición nueva bajo como "Escapo". El cantante además no dudo en dedicar unas palabras a la ausencia de su guitarrista, Aitor, por no haber podido asistir al concierto debido al fallecimiento de su abuela.
 
Al finalizar su repertorio propio, tiraron de canciones versionadas como el "Jesucristo García" de Extremoduro o "Blanco y Negro" de Barricada. Pero además se marcaron el tema "Nada vale nada" de Soziedad Alkoholika para poner fin a la que fuera la tercera actuación del Festival Marearock en donde además se tiraron varias camisetas al público.
 
El final estaba cerca y llegaba de la música de Hirurko que bordea también el estilo punk y empezaba su actuación de forma fuerte con "Basta ya" tema que habla sobre el maltrato a la mujer. Pero además a este le seguirían otros como "Hace unos años", "No insistas" o "Pascual el torero".
 
HirurkoPasada la media noche, cuando la locura se apodera de los enfermos, cuando las bestias y los asesinos salen a las calles a dejarse ver, se ponía fin al Festival Marearock. Hora perfecta para seguir de fiesta, seguir disfrutando de la noche y de la temperatura que hacía. Después de casi 4 horas de concierto en las que no falto, como no podía ser menos, el espíritu de protesta y denuncia tanto de los grupos como de los allí presentes.
 
Si se estaba barajando la posibilidad de realizar un Marearock 2009, desde aquí queremos lanzarles nuestro apoyo, porque no deben olvidar que hay gente que está dispuesta a seguir luchando por las causas que aún están por conseguir.
 

- Shirlero -

 
Fotografías realizadas por Puntoycoma