Entrevista con Segismundo Toxicómano

Segismundo Toxicómano: “Seguiremos repartiendo "balas", todavía quedan muchos gilipollas por el mundo”

 

Madrid.- La autoedición funciona. Han repartido más de quince mil “balas” de su último trabajo con su propuesta de entrada, más disco para sus directos. Siguen regalando munición y armando conciencias. Segismundo Toxicómano nos hace un hueco entre disparo y disparo durante la prueba de sonido antes del concierto que ofrecerán en la Sala Live de Carabanchel.

 

P. Segismundo Toxicómano nace en el 1997, ¿os habéis rehabilitado ya o seguís igual?

R. Segis: Vamos a peor, eso está claro. Nos hemos reinsertado en la sociedad, pero no nos hemos rehabilitado.

P. ¿Cuantas balas habéis repartido desde el 2009?

R. Segis: Unas quince mil y ya estamos reeditando

P. ¿Cómo ha respondido el público ante vuestra propuesta de regalar con cada entrada el disco original?

R. Segis: ¡Joder! Pues muy bien, la gente es agradecida.  Si vas a un bolo y te dan un disco, todos encantados. Ha sido una pasada. Nos arriesgamos y fue una locura que ha merecido la pena sólo por ver como la peña lo recibe. Hay que cuidar a la peña que te va a ver. Se trata de tener un detalle. Estamos aquí por que es nuestra enfermedad mental, pero también estamos por ellos.

P. Con este aumento de copias, ¿habéis tenido más propuestas para actuar de las habituales?

R. Segis: Sí que se nota, pero bueno hay que tener en cuenta que paramos un año para hacer el disco y la vuelta al directo influye. Cogemos ganas y la gente también.

P. ¿Está el punk obsoleto?

R. Plací (bajista y voz): El punk obsoleto… Depende de cada uno, a mí el punk me gustaba antes y me gusta ahora. Me gustan las canciones que me dicen algo. No tienen que ser siempre sobre lo mismo, porque todo cansa, como las canciones de amor de los 40 principales. Cada uno tiene que darle un toque de personalidad al rollo que le vaya.

P. ¿Vais a repartir alguna bala más o directamente AK-47 o Kalashnikov?

R. Segis: (Risas) Seguiremos repartiendo balas, todavía quedan muchos gilipollas por el mundo. Pero es importante que la gente se quede con la metáfora de lo que es la bala, “frases envenenadas”.

P. Siempre habéis tocado versiones, ¿para este

 directo que versiones habéis preparado?

R. Segis: “Botes de humo”, de Cicatriz y una versión de la banda japonesa Cobra. Este tema lo hemos grabado a finales de 2010 que nos pidieron colaborar en un recopilatorio. El único grupo de occidente hemos sido nosotros.

P. ¿Qué duración tienen vuestros de directos?

R. Segis: Ahora en la sala, cerca de una hora y media, pero vamos sobre pedido. En algunos sitios te dicen “cincuenta minutos” y tienen que ir clavados. Eso pasa sobre todo en festivales, más que nada para no llevar retraso.

P. Entonces ¿os prodigáis en festivales?

R. Segis: Nos toca de todo. En invierno estas a gusto en salitas, pero cuando  llega la primavera  ya te mola tocar en escenarios. Cuando acaba el verano, ya estas hasta la polla de los escenarios grandes, que no te oyes, que está el otro en “casaputas”.

P. En el 2010, la selección de fútbol ganó el mundial, dedicasteis una canción a este deporte en vuestro disco “Una bala”.

R. Segis: La letra se titula fútbol pero no va por ahí. Las ideas pueden surgir de un lado pero luego se te van yendo. Dices “ostias que guapo esta frase me encaja y va hacia allí”. Las letras y las ideas salen de las risas. Por ejemplo estás en el curro, y “esta vida es lo que tiene, solo el fútbol nos entretiene”. Te sirve para echarte unas risas pero luego tiene la paradoja. Sí que tiene su mensajito, su cosita.

P. La canción de Cabrón ¿va dedicada a alguien en concreto?

R. Plací: Esa canción me la propuso mi hijo, me dijo “¿a qué no tienes huevos de hacer una letra todo tacos?” “¡Que no tengo huevos! ¡Ya verás!” Luego cada uno le busca su regustillo. Nada te llena más la boca que un buen hijo de puta.

P. Precisamente como creadores en estos momentos, ¿en qué os afecta la piratería?

R. Plací: Estamos siempre a favor de la piratería. Lo he dicho siempre desde crío, yo me grababa dos cintas, una encima de la otra. Y ahora es más fácil, pero es lo mismo, aunque no tiene el mismo valor. A la peña le da igual lo que a tí te haya costado grabarlo, producirlo, crearlo, pensarlo o fabricarlo… eso a ellos le suda el rabo. Le  gusta o no le gusta, no tiene por qué comprárselo si lo tiene ahí. Yo no lo hago, hace mucho que no me compro un disco.

P. ¿Qué opinión os merece la Ley Sinde?

R. Segis: Estamos totalmente en contra más aún de como lo han hecho. Se supone que a esa gente los elije el pueblo, no tienen que juntarse entre ellos para sacar una ley por cojones. 

P. En estos momentos el mundo anda revolucionado, ¿creéis que sería posible unas revueltas en Occidente, como las que se han producido en el norte de África?

R. Segis: ¡Qué va! Estamos todos sedados, nos gusta mucho el sofá. El día que alguien se levante del sofá se deja el cerebro pegado, desde el culo, tira de la piel… Estamos muy acomodados. A la gente le han dado todo. Todo lo tienes en tu casa, no tienes que bajar a la calle. Tienes Internet, estás caliente.

P. ¿Qué pensáis ante la posible ilegalización del nuevo partido de la izquierda abertzale Sortu?

R. Segis: No opinamos porque podríamos estar hablando horas.

P. El futuro cómo se presenta, ¿estáis trabajando en algo nuevo?

R. Segis: De momento tranquilo, seguimos pegándole a la bala. Nosotros pensábamos que ya la habíamos quemado este año con cerca de sesenta bolos, pero la peña sigue pidiendo. Así que a seguir tocando. Segis nunca para, que haya salido un disco, no quiere decir que tú te hayas parado. Aunque estés grabando sigues haciendo temas. No hay prisa, ya somos perros viejos y no tenemos prisa, no llegamos tarde o no llegamos y punto.
 

- PRD -

 
Fotografías realizadas por Grislogia