Entrevista con Memoria de Pez

Memoria de Pez: "Invertimos todo lo que sacamos en seguir tocando"

 

Madrid.- El mar del norte llega a la capital para inundarlo todo en una única noche mientras los dioses deciden regalar a los mortales su nuevo single: ¡Que borde era mi valle! Nosotros nos acercamos a ver de qué pasta siguen estando hechos aquellos a los que algunos medios han calificado como “ahijados”. Término que no nos gusta, preferimos el mitológico de “semidioses”. Mitad dioses, porque han tenido la oportunidad de trabajar mano a mano con ellos y porque son de los pocos que han sabido dar en el clavo para llamar su atención, mitad humanos porque son alcanzables, próximos, cercanos, dispuestos a lo que haga falta, saben cómo desenvolverse y están entrenados en el arte de componer. Dos años después y con su característico acento vasco, nos reencontramos con Memoria de Pez, capaces de crear también en nosotros esa cierta predilección hacía ellos, porque realmente siempre es un placer entrevistar a estos chicos aunque sea en el bar de abuelos más vacío de Vallecas.

 

P. ¿Qué consecuencias os ha traído a vosotros “tocar madera”?

R. Sitxu: Pues por tocar madera estamos aquí. Tocamos los instrumentos que están hechos de madera, y obviamente algo de suerte también tenemos pero básicamente estamos aquí porque tocamos instrumentos de madera.
Laka: Hasta la grabadora está hecha de madera (risas)

P. ¿De dónde salen las fuerzas para conseguir “no rendirse”?

R. Jon: De que lo que nos gusta hacer es tocar. Hoy es una oportunidad bonita porque vamos a tener gente e intentamos aprovechar eso todas las veces que podemos tocar. Nos gustaría tocar más pero… Es lo que más nos gusta, no hay otra cosa. Sacamos fuerzas porque nos encanta hacerlo.
Sitxu: Es nuestra pasión, es lo que mejor sabemos hacer y lo que más disfrutamos. Al final nos movemos por esto. Aun habiendo momentos jodidos, que los hay, eso hace que los momentos buenos los disfrutemos más, como hoy, que seguramente sea uno de esos momentos.

P. ¿Cómo se apaga aquello que “te va a quemar”?

R. Laka: Creo que con canciones. Para los que hacemos canciones es una buena terapia y se alivian las cosas que tienes dentro guardadas. Es una manera muy buena de sacarlas.

P. Dentro de los temas, ¿en qué momentos pensáis que es necesario dar cabida al lucimiento de guitarras?

R. Jon: La guitarra es el instrumento con el que solemos componer las canciones y siempre dejamos hueco para los solos de guitarra. Aunque siempre dando prioridad a lo que pide la canción, que es lo que importa. Pero sí que nos gusta mucho el guitarreo y los solos de guitarra. Es uno de los puntos fuertes del grupo.
Sitxu: Al final somos un grupo de rock and roll y yo creo que es básico en un grupo de rock and roll que las guitarras tengan mucha presencia. No lo hacemos premeditado, simplemente cuando nos lo pide, lo hacemos.

P. ¿Cuáles son los ingredientes para saber “que todo está funcionando”?

R. Iban: Tampoco sabemos si está funcionando o no. Ya veremos a ver lo que sale. Aunque esperemos que con esto empiece a funcionar, por fin. El grupo funciona bien, y la amistad y el trabajo que estamos haciendo funciona. Pero rentablemente es complicado tirar para adelante, viajar. A nivel económico justito.
Sitxu: Pero bueno, aun habiendo días o conciertos que económicamente no salgan bien porque no hay tanta gente, lo que nos mueve es la pasión por el rock and roll. Los momentos que igual pueden ser así, los compensas con eso. Luego los días buenos te hacen disfrutar.

Jon: Al final solemos tirar de conciertos en los que cobramos dinero para poder darnos el lujo de viajar y tocar en otros sitios que no podríamos hacerlo. Es decir, que más o menos invertimos todo lo que sacamos en seguir tocando.

P. ¿Cuál es para vosotros, aparte de la música, “el elixir que puede llegar a provocaros una sobredosis”?

R. Laka: Las mujeres (risas). Las mujeres nos han marcado mucho. A mi principalmente (risas). Es que me han hecho mucho daño (risas).
Sitxu: El sexo (risas). El placer.

P. ¿Por qué “queréis cantar”?

R. Laka: Para sacar algo que tienes dentro y no sabemos cómo. Y bueno, te sale en forma de canción. Simplemente hacemos canciones y nos lo pasamos bien haciéndolo. Nos gusta tocar y vamos a por ello.

P. Hemos podido leer en otras entrevistas que tú, Laka, decides cantar el tema “Me voy a cantar” porque querías defender la letra y la temática. ¿Son muchas las que te han “gritado o esquivado” y a las que no has podido cantar?

R. Laka: Lo de cantar nunca se me ha dado bien. Entonces esa letra tiene más sentido si la canta (risas) alguien que tiene esa cosa, que no canta bien. Me sentía más que identificado con esa canción. Le eché valor y la canté.
Jon: Nosotros le dejamos gustosos que la cantara (risas)

P. Tan sólo tenéis tres discos, pero ¿qué ha cambiado en vuestra “forma de mirar” la música en todo este tiempo?

R. Sitxu: Ahora somos bastante más conscientes de todo el entorno que mueve la música. Aunque obviamente todavía no somos totalmente conscientes del entorno, las cosas buenas, las cosas no tan buenas… Pero digamos que no somos tan inocentes como cuando empezamos. Luego en lo estrictamente musical creemos que hemos mejorado tocando y tenemos un repertorio más completo que hace cinco años, cuando sacamos el primer disco.
Iban: Tampoco ha cambiado solo la música, hemos cambiado todos un poco desde que nos conocimos. La perspectiva no sólo de la música sino todo un poco.
Jon: Como dice Sitxu, yo creo que ahora somos más conscientes de que tenemos que aprovechar el momento en el que estamos y cada concierto. Hemos pasado muchas cosas bonitas que se nos han escapado de las manos, por así decirlo, y el tiempo pasa rápido. Ahora vivimos más el momento y lo disfrutamos.

P. Y refiriéndonos a algo más humano, ¿creéis que las personas no cambian?

R. Sitxu: Por supuesto que cambian.
Iban: Es un chupacámaras este (refiriéndose a Sitxu, risas). Así no se puede hacer nada Sitxu (risas)
Sitxu: ¿Yo? En serio, (risas). El batería y el bajista nos compenetramos muy bien.
Iban: Hay que dar esperanza al cambio también, a ver si cambiamos también (risas).
Sitxu: Como dice Iban hay que dar esperanza al cambio, sobre todo en los tiempos que corren que ojala haya un cambio.

P. Pocos son los grupos que consiguen una colaboración de Robe Iniesta con tan pocos discos. Para aquellos grupos a los que les encantaría que les sucediera lo mismo, ¿eso cómo se consigue?

R. Sitxu: El que lo consiguió fue Jon.
Jon: Yo tuve la suerte de llamarle por teléfono y que le gustará una canción del disco. Nuestra suerte fue esa. Aparte de que tenemos relación con él, que creo que es importante para que colabore en un disco, le gustó la canción. Eso es lo único que vale, si no le gusta la canción no creo que lo haga jamás.
Sitxu: Que le llegue la canción creo que es básico. Que se sienta identificado con la canción. Y obviamente si no tienes confianza…

P. Ya hemos podido ver un pequeño teaser de vuestro próximo videoclip. ¿Qué es lo que nos vamos a encontrar en él?

R. Jon. Lo he hecho yo, así que creo que me toca a mí (risas). Me ha llevado mucho trabajo y espero que llegue a la gente.
Laka: El videoclip va a mostrar el lado más directo de la banda. Directo de conciertos que sí que se aprecia que aparecemos tocando. Creo que la fuerza del directo se va a reflejar en el videoclip.
Iban: Si, lo ha hecho Jon.
Sitxo: Jon es un artista.

P. ¿Podemos saber cuál es ese “tesoro que guardáis y que jamás compartiríais”?

R. Jon: Es un secreto. Es el juego de esconder cosas en canciones. Sólo eso. No te lo puedo decir (risas).

P. ¿Qué sucede “cuando la curva llega a su fin”?

R. Jon: ¿De la felicidad, dices? (señalándose la barriga entre risas)
Laka: Cuando la curva llega a su fin es que se acaba. La partida se ha acabado y todo lo que has hecho se acabó. La palmas (risas). Se acabó la partida.

P. ¿En qué momento, para vosotros, se es capaz de decir unas palabras tan rotundas como “no quiero verte nunca”?

R. Sitxu: Un momento de despecho amoroso, sobre todo. Cuando te han hecho mucho daño, somos bastante ñoños la verdad.
Jon: Eso bórralo (risas). A veces, como decíamos antes, es más fácil decir cosas en canciones que en la vida real quizá. Esa canción es así de directa porque el mensaje suyo es ese.

Laka: Esa canción tiene muchas contradicciones. Es el momento en que dices, “no quiero verte pero si quiero verte, pero como no puedo verte, no quiero verte” (risas).
Sitxu: ¿Cómo es? Cómo un libro abierto ¿eh? (risas).

P. ¿Son capaces de curar algún día las heridas de un amor que te ha marcado?

R. Sitxu: Eso son los letristas
Jon: Sitxu: “A mí nunca me han dejado” (carcajadas)

P. “Un balcón para mirar lo prohibido”, ¿qué es lo que veis vosotros desde ese balcón?

R. Sitxu: (pensativo) ¡Bua! Vaya pregunta. Pasapalabra.
Laka: Es que me has pillado ahí...
Jon: No es que sea secreto. Es dar a la gente una letra con la que pueda identificarse y cada uno pueda imaginarse qué es lo que verían ellos en ese balcón. No es tampoco lo que yo vea, que no te lo voy a contar, ya te lo he dicho antes (carcajadas). Lo bonito es que es una frase que lleva una imagen mental muy clara y en la que cada uno puede reflejar su historia.
Sitxu: Lo bueno de las letras es que al final cada uno las hace suyas.
Jon: No sabemos por qué (risas)

P. ¿Cómo es “el día que no llega”?

R. Sitxu: Es el día en que todos tus sueños como persona y como banda, esperemos que llegue pero… Es decir, digamos que es el día en el que se va a cumplir todos los sueños.
Jon: Yo me he perdido. Yo creo que te ha preguntado otra cosa Sitxu (risas)
Laka. Muchas veces cuando te imaginas como va a ser una cosa, luego cuando pasa esa cosa resulta que no ha sido como te la has imaginado. Todo lo que has pensado y te has podido flipar, no es así. Al final la vida real te dice “esto es así”. Y el día que no llega puede ser ese, ¿no?

P. ¿Cómo veis “el panorama que hay” hoy en día?

R. Iban: Es triste. Pero no sé, da un poco de ilusión a veces ver gente que se manifiesta, que se apoya y tal. Ojalá se haga una bola más grande y podamos dar la vuelta a toda esta historia.
Jon: Muy bien, me ha gustado.
Sitxu: La cosa está jodida. Pero lo que dice Iban, de vez en cuando aparecen atisbos de luz. Esperemos que de esto se salga en algún momento.

P. ¿Con qué sueño os gustaría acabar despertándoos?

R. Jon: Espera, espera, es que… (pensativo). De uno malo, ¿no? Porque si es bueno quieres quedarte ahí a gustito en el sueño. Despiertas y dices “ah, menos mal”.
Sitxu: A mí me gustaría despertarme de un sueño bueno que al despertarme fuera muy parecido a la realidad.

P. ¿Cuál es el “cambio que esperáis encontrar a vuestro alrededor”?

R. Sitxu: Yo no quiero que haya ninguno cambio. En el sentido estrictamente personal estoy muy contento como estoy, pero obviamente quiero que los cambios que haya sean a mejor. Como banda ojalá que todo esto no vaya a peor sino siempre a mejor.
Jon: ¿Cómo era la pregunta? Es que soy el cantante de Memoria de Pez (risas). A mí me gustaría que se eliminaran las diferencias entre clases sociales. Que el cambio sea para bien y venga para la gente que más lo necesita.

P. ¿La “madera”, instrumentalmente hablando, de qué músico os gustaría “tocar”?

R. Jon. Vaya preguntas ¿eh? Qué difíciles.
Laka: La madera de Keith Richards, por ejemplo
Sitxu: Yo la de Steve Jordan
Jon. Yo la de mis compañeros de banda, que no me dejan nunca.

P. “Si el destino está escrito solo hay que esperar” ¿qué creéis que está escrito en vuestro destino como banda

R. Laka: Que hoy estemos en Vallecas para tocar en el Hebe. Eso estaba escrito.
Sitxu: El destino del trabajo bien hecho. No sé cuál será el destino pero uno que conlleve el trabajo bien hecho, oso ondo, que significa “muy bien” en euskera.

P. Y para terminar somos nosotros los que os pedimos “sólo un poco más”. ¿Qué nos podrías dar vosotros?

R. Sitxu: Un par de besos.
Laka: Más música.
Jon: Yo también, más música como Laka.
Iban: Otra entrevista (risas). 
 
 

- Kortxeas -

 

 

Fotografías realizadas por Enharmonia