Entrevista con Memoria de Pez

Memoria de Pez: "El sexo también tiene su punto de arte"

 

Madrid.- Nos adentramos en el mar de la Sala Lemmon. Desde fuera podemos oir cómo nadan las guitarras y la batería mientras una voz les guía sirviéndoles de brújula. Queremos saber como será el paisaje tras esa agua salada, y para ello no nos queda más remedio que mojarnos y convertirnos en un pez más. La brutalidad del mar nos golpea en dos horas de pruebas de sonido, donde el euskera viaja de un lado otro y comprobamos la potencia con la que suena la intro que da comienzo el nuevo disco y al directo de Memoria de Pez. Merece la pena. Tras ese aluvión de olas que nos arrastran, llegamos a la orilla donde podemos descansar acompañados de los componentes del grupo que vienen provistos de tres únicas cosas para sobrevivir: sencillez, modestia y trabajo. Porque estos peces lejos de morir, si continúan nadando como hasta ahora sin salirse de su hábitat, es más que seguro que con el tiempo lleguen muy lejos y den mucho que hablar.

 

P. “100 nudos pos segundo” está impregnado del aroma del mar, ¿qué papel juega el mar en vuestra vida?

R. Laka: Lo del mar viene por “En el mar de los sueños” que pusimos de título al primer disco. Con este queríamos hacer referencia a lo que hemos sido en el primer disco y lo que hemos hecho en el segundo. Hemos jugado un poco con eso.
Calvo: En este, en la primera canción recreamos el paisaje sonoro con un barco y el ruido. Es la intro con la que empezamos los conciertos pero es todo a cuenta de que queríamos enlazar el disco anterior que venía del mar de los sueños, como si hubiera sido un viaje en el que con este ya llegamos a tierra. Ahora espero que estemos en la tierra, que igual estamos en las nubes (risas).
Sitxu: Pero también de donde procedemos el mar tiene bastante importancia. No es que vivamos en un pueblo costero como tal, pero el mar siempre ha estado presente en nuestras vidas e inconscientemente siempre ha sido una referencia bastante clara en ellas.

P. ¿A veces sería mejor tener memoria de pez? ¿Cuándo?

R. Sitxu: Yo creo que sí. Hay cosas que estaría bien o sería mejor olvidarlas cuando pasan, como cuando por alguna razón hay mal rollo en nuestra vida normal. Si tienes ese momento, lo mejor sería olvidarlo y ya está, listo.
Calvo: Yo digo que no (risas). Hay cosas que para evolucionar como raza y como humanidad no deberíamos olvidar que pasan y tenerlas siempre presente.
Sitxu: Es mejor la respuesta de Jon (risas).
Calvo: Claro, tú opinas una cosa y yo opino otra (risas).

P. ¿Por qué decidisteis hacer una intro en una pista diferente en vez de como intro del tema “Me dejo llevar” en esa misma pista?

R. Laka: Simplemente nos dejamos llevar y como salió una canción musical de dos minutos decidimos meterla en otra pista y darle la importancia que le damos en el directo, como si fuera una canción más. Como un corte diferente.

P. En ese mismo tema decís “yo solamente me dejo llevar”, ¿a dónde os ha llevado el viento a vosotros?

R. Laka: Hoy nos ha traído a Madrid y tan contentos que estamos porque somos unos privilegiados por poder estar aquí.
Situx: Mañana a Guadalajara y la semana que viene a Barcelona y Valencia.

P. ¿Consideráis que los celos son una enfermedad?

R. Calvo: Yo creo que es un estado en el que a veces la gente caemos. Puede acabar en enfermedad pero no tienen por qué tampoco. Hay celos buenos, celos malos y celos todavía peores (risas), pero no creo que sea una enfermedad. Una enfermedad se aprovecha de los celos para presentarse o lo que sea, pero no creo que sea una enfermedad.

P. ¿Qué es lo que los causa de forma exagerada y cómo se puede luchar contra ellos?

R. Laka: La televisión (risas)
Calvo: Las películas de Disney (risas), que siempre hay un principito y si hubiera habido dos principitas pues hubiera sido diferente ¿no? Es un sentimiento que, por ejemplo, en la canción sucede de una manera puntual. Un día te sientes así y bueno… Pero hay gente enferma que padece enfermedades en las que luego desarrolla unos celos incontrolables. Tampoco es el caso, no es el caso (risas).
Sitxu: Yo creo que la confianza es básica.

P. En vuestra opinión, ¿qué aporta el piano instrumentalmente a los temas en los que lo habéis incluido?

R. Calvo: Son canciones que han surgido a partir del piano como idea principal y luego eso se ha aprovechado. Igual hay canciones que compones con el piano, otras con la guitarra, y luego hay igual hay unas que compones con el piano que luego las pasas con la guitarra, porque en realidad el grupo en un principio estaba así formado. Pero por la idea de la canción quizá le vaya mejor el piano, da otro color diferente al disco y al directo. Da un poco de aire también.
Laka: El piano tiene mucha personalidad.
Sitxu: Yo creo que también da un color distinto a todo el disco, es otro recurso que al final nos ayuda a hacer las canciones nuevas con otro color distinto.

P. ¿En qué momento utilizáis la música como refugio?

R. Laka: En todo momento (risas). A la hora de componer a mí hacer las letras sí que me sirve un poco de refugio y expresarme como a mí me da la gana. Aprendes a conocerte a ti mismo, te conoces un poco más. Dices las cosas de una manera que (pensando)… curioso.
Calvo: Dices cosas que igual no dirías.
Sitxu: Aparte es que también somos unos adictos de la música no sólo a la hora de componer sino escuchar. Es parte de nuestras vidas. Las 24 horas del día estamos pensando o en el grupo o en música.

P. ¿Qué se oculta tras “la magia del rock and roll”?

R. Laka: Un sentimiento de libertad, de poder estar hoy aquí por ejemplo y disfrutarlo. Esa es la magia, disfrutar del momento en el que estas.

P. “La suerte es pasajera”, ¿pero te busca o te encuentra?

R. Calvo: Yo creo que un poco de las dos, tienes que buscarla para encontrarla y muchas veces lo contrario. Es una cosa que tiene que ser paralela, puedes tener un golpe de suerte y no trabajar y echar a perder esa oportunidad.

P. ¿Cuál ha sido una de las cosas que os “han ido haciendo más duros”?

R. Laka: Trabajar el día a día es lo que te hace al final ser lo que eres. El día a día a veces es duro también y eso es lo que hay.
Iván: Compaginar la vida, el trabajo y las novias con la música, que no da tiempo a todo. Y sí se hace duro, hay robarle al sueño y a todo para tirar para adelante.

P. En este mundillo, ¿hay que tener mucha personalidad para no dejarse llevar?

R. Laka: Hay que intentar ser uno mismo e intentar disfrutar del momento. Al final es eso lo que te hace la personalidad; las experiencias y todo en general.
Iván: No es malo dejarse llevar según las circunstancias.

P. ¿Cuál es esa canción que hace “que se pare el tiempo al respirar”?

R. Laka: La canción esa es el estado en el que estas cuando te sale una canción, en el que ni sientes, ni pinchas, ni cortas, simplemente te sale y lo haces porque te sienta bien. Es un momento de inspiración donde no piensas nada más que en cuatro acordes o la melodía.

P. ¿Es más fácil hacer canciones cuando se está deprimido?

R. Calvo: De las dos formas. Con euforia, en un estado de alegría te puede dar por componer y un estado de depresión te puede ayudar también a componer. Pero yo creo que no tiene por qué ser la única vía.
Sitxu: Al final la música nos sirve para canalizar sentimientos ya sean malos o buenos.

P. ¿Nos podríais explicar el proceso desde que uno compone hasta que os inspiráis para darle sonido?

R. Sitxu: Si bueno, uno trae la idea y luego vamos currando.
Calvo: Cada uno aporta en su instrumento su personalidad. En general componemos Laka y yo, luego lo que hacemos es que cada uno tenga la libertad de hacer sus arreglos y que meta parte de su arte y personalidad también en la canción.

P. ¿En qué momentos la soledad es bienvenida?

R. Laka: Es bienvenida cuando caes hasta abajo y ya no te queda otra que subir. Así que es bienvenida porque es para bien.

P. ¿Pensáis que funciona con las chicas el ser tan sincero como lo sois en “Buenas intenciones”?

R. Calvo: Yo creo que hay que ser sincero y cuando uno lo es puedes encontrar gente al que llegue tu mensaje. Sí, yo creo que es la clave. Encontrar un feedback o una retroalimentación, ver que la persona quiere disfrutar y tú quieres disfrutar. La sinceridad es mejor que andarse con rodeos.

P. ¿Cómo relacionarías sexo con rock?

R. Calvo: Van de la mano (risas). Yo creo que son formas de lenguaje. La música es un lenguaje y el sexo también sirve para comunicarse entre personas. En ese sentido, comparten muchas cosas, como el ritmo u otras muchas cosas, intensidades o mil cosas que van muy de la mano. El sexo también tiene su punto de arte.

 
P. ¿Cada vez vivimos más rodeados de mentiras?

R. Sitxu: Creo que sí, en cuanto a sociedad actual. Hubo muchas mentiras en la forma en que vivíamos y ha llegado un punto en que todo eso ha explotado. Igual en las consecuencias y el punto de tener que reiniciarnos, porque estamos viviendo en una mentira.

P. ¿Cuáles son “los fantasmas del miedo” que tiene el grupo?

R. Laka: Al final confiamos en nosotros mismos y en nuestro trabajo. Es mejor evitar el miedo e intentar ser positivo y tirar para adelante.
Iván: Algún día esto se va a acabar, no sabemos como pero mientras tanto hay que disfrutarlo todo.

P. ¿Qué es lo que contamina a la humanidad?

R. Calvo: Las mentiras son parte de la contaminación.

P. Pese a ser “memoria de pez”, ¿cómo recordáis los conciertos de esta última gira?

R. Calvo: Hemos hecho casi cincuenta conciertos con el disco anterior y en el recuerdo, ahora con tiempo, valoramos mucho más lo que hicimos que cuando nos estaba pasando. En el momento lo disfrutamos pero vas de un lado a otro y no… Ahora con el tiempo, dices “joder pues sí que nos lo pasábamos bien entonces”. El tiempo es el que te da la perspectiva para ver si lo que estás haciendo está bien o mal.
Sitxu: En el momento estás viviendo como un sueño pero llega un punto en el que te despiertas y entonces ves lo que te ha pasado. La perspectiva lo da el tiempo pero mientras tanto la disfrutamos.

P. ¿Qué recuerdo esperáis tener de esta noche?

R. Sitxu: Un muy buen recuerdo, seguro.
Laka: Nos acordaremos de esta entrevista que ha sido… especial, curiosa, peculiar. A mí me ha gustado, me ha gustado.
 

- Kortxeas -

 

 

 

 
Fotografías realizadas por Enharmonía