Entrevista con Malos Tragos

Malos Tragos: "No hay justicia. No existe"

 

Madrid.- "Creo" es el último tema del nuevo disco de Malos Tragos y es que a veces creer en algo es lo único que queda, es el empujón que te ayuda a seguir adelante. Otras veces se convierte en algo inalcanzable pese a querer hacerlo con todas tus fuerzas. Lo que pocos saben es que creer va mucho más allá que todo eso. Hablamos con el grupo antes de su concierto el pasado sábado. Una banda que nos demuestran que se puede creer en mejorar y lograrlo con garra, que se puede creer en la esperanza y sujetarla con el puño cerrado hasta no soltarla nunca, que se puede creer en la victoria cuando se lucha hasta el final y la fuerza se hace fuego en tu interior, que se puede creer en la amistad, en el recuerdo y en la ausencia. Rubén, Sergi y Delfín nos recuerdan que Jordi (guitarra) no ha podido estar con ellos durante la presentación del disco en Madrid. Nosotros también creemos.

 

P. Como banda, ¿cuál es el peor “mal trago” que habéis tenido que pasar en todos estos años?

R. Sergio: (pensativo) El problemilla que ha tenido Jordi, que no hemos podido venir a tocar con él. Nos apena bastante pero este concierto había que hacerlo, era la presentación del disco en Madrid y le agradecemos eternamente a Sergio (sustituto de Jordi) que nos eche un capote. La decisión ha sido dura pero aquí estamos. Jordi nos apoya al límite y esperamos que todo esté bien en poco tiempo.

P. ¿En qué “momento sois el bien y en cuál os consideráis el mal”?

R. Rubén: Como todo el mundo, a veces eres bueno y otras malo. Muchas veces depende de la situación ante la que tienes que reaccionar. Hay situaciones o gente que te hacen sacar tu parte chunga y mala y hay otra gente que te hace sacar el amor y el cariño. Es decir, depende de lo chungo que sea lo que tienes delante.
Sergi: Básicamente somos unos mala leche, lo que pasa que intentamos también ser buena gente, está claro. Con la gente que se porta bien con nosotros nos portamos bien, y si se portan mal, somos muy mala leche (risas).

P. ¿Qué situación o problema es el que crea vuestro estado de “ignición”?

R. Rubén: La situación que estamos viviendo ahora que es vergonzosa y mal intencionada. Eso estaría bastante próximo a hacernos sentir así.
Sergio: A punto de estallar, vamos.

P. ¿Y qué consecuencias tiene?

R. Sergio: La agresividad o la mala leche. Pero es un poco genérico, no habla solo de nosotros sino de todo. Es una explosión que viene de camino porque el tema está bastante jodido en general y en cualquier momento nos va a estallar en la cara, porque esto no puede continuar así, hablando un poco de política. Que tampoco es que nos guste hablar de eso.
Ruben: Nosotros somos antipolítica pura porque la política es el anatema del rock and roll. Pero evidentemente, tal y como vivimos, es imposible no fijarte y observar lo que está pasando. Puede derivar en algo jodido porque va a peor y no se ve una mejoría.

P. ¿Cómo se “defiende la dignidad”?

R. Sergio. Con uñas y dientes. Con mala cara, con rabia, con lágrimas y como sea. Se defiende la dignidad ante todas las cosas.
Rubén. Si pierdes tu dignidad y no te respetas a ti mismo, si no eres capaz de eso, no vales nada. Eres como un trozo de plástico.

P. Acción: privatización de la sanidad. ¿Reacción?

R. Rubén. Parecido a lo otro. Es simple, si tú necesitas comer y un señor tiene siete sacos de arroz y tú no tienes ninguno pero tienes que comer porque te vas a morir, al final tienes que quitarle los sacos de arroz a ese señor si no los comparte contigo. Pues habrá que hacer algo, no sé el qué, pero algo. Con el tema de la sanidad nosotros estamos ahora especialmente sensibles y es vergonzoso. Pero no por la gente que está trabajando en la sanidad, que están jodidos y puteados, están haciendo triples turnos, están trabajando todo lo que pueden y más pero luego esa gente tiene las vidas de otra gente en sus manos. No sé cómo puedes racanearles el dinero que les vas a dar o la gente que tienes que contratar, si luego estamos gastando dinero en mantener una cosa como la Casa Real o en tener el doble o triple de políticos que tiene Alemania siendo en España la mitad de la población. Todos con unos sueldos increíbles. Qué es eso de que el Presidente de un Gobierno, solo por el hecho de ser presidente, va a tener un sueldo vitalicio con 75.000 euros al año hasta que palme, coches blindados y tres tíos de seguridad. ¿Qué coño es eso?

P. Acción: desahucios sin contemplaciones. ¿Reacción?

R. Rubén: (suspira) Joder, nos llevas a lo peor. Al final la única reacción si no nos dejan otra será liarnos a hostias, aunque esté muy feo.
Sergio: La mala leche y liarnos a hostias como dice Rubén. Al final lo que te he contestado antes (risas) mucha mala leche.

P. ¿Es realmente posible llegar a “encontrar justicia y libertad”?

R. Rubén: No, no existe eso. Quizá en momentos determinados y pequeños, pero la naturaleza en sí misma es injusta. Eso no funciona. No hay justicia. No existe.
Sergio: Mucha mala leche (carcajadas)

P. ¿Cuál es para vosotros ese “mínimo resquicio que os ofrece un rayo de esperanza”?

R. Rubén: Joder, no hago más que hablar hoy (risas). La gente a la que quieres y que te quiere. Cuando ves a los críos pequeños que no tienen esa maldad ni esa malicia y piensas que puede haber un futuro. Bueno, hasta que crezcan y lo jodan todo. Ese tipo de cosas. (Refiriéndose a Delfín que durante la entrevista está callado). Es batería tampoco hace falta que diga nada Delfín: Los baterías mejor no hablar nunca.

P. ¿Qué se debería hacer para que todo “no siga igual”?

R. Rubén: Una reacción colectiva. Lo que pasa que vivimos en una sociedad que está tan individualizada que es complicado. Por ejemplo, si nos pusiéramos todos de acuerdo y nadie fuera a repostar durante 15 días a una gasolinera, me da igual de qué marca, bajarían los precios. Es así de simple, ese tipo de cosas. E intentar por todos los medios “legales” que tienes, lograrlo. Sino como dice Sergio “mucha mala leche”. Y si no te lo dan por las buenas, te lo tendrán que dar por las malas.

P. ¿Quién creéis que es el capo di tutti capi de la “mafia de disfraces”?

R. Sergio: ¿El jefe de los jefes? (pensativo) Yo creo que no tiene un nombre concreto. Es el dinero y el poder que corrompe a todos. A mi supongo que también me corrompería pero como estoy en el bando de los pobres me cago en el bando de los ricos, está claro.
Rubén: Es ese tipo de poderes fácticos. No son los políticos. Qué pinta Rajoy si mañana llega el del Banco Santander y le dice “me llevo todas las sucursales y todo el poco dinero que tributo en España”. Rajoy se bajará los pantalones, se bajará los calzoncillos y el otro le meterá el IDEM por el culo. No, no, Rajoy es una mierda. Es un señor, que su generación no hablaba en inglés.
Sergio: Es que no es Rajoy. Rajoy es un títere. Son los presidentes y dueños de los bancos el Sr. Botín… Ni siquiera el rey que dice “dejadme en paz, yo voy a mi rollo, me gasto vuestro dinero pero dejadme en paz”.
Rubén: Los dueños de las empresas, como el señor de Zara que dice que hace la ropa y la vende muy barata y tiene a la gente currando en Marruecos por 160€ al mes, 12 horas diarias, 6 o 7 días a la semana. La buena gente española que luego van con la banderita y con la patria. El Rey es el típico Borbón: putero, buena vida y campechano. Que dice “me voy a matar unos osos borrachos”, que hijo de puta.
Delfín. La fortuna del bribón.

P. ¿De qué manera “la codicia hace al ser humano estúpido y servil”?

R. Sergio: Contéstala tú, porque la hiciste tú la letra, macho. Tú sabrás de qué hablas.
Rubén: Porque cuando codicias cosas tienes la necesidad de tenerlas, de poseerlas, de comprarlas. Y haces muchas cosas por tener cosas, que luego te pones a pensar, y no te hacen faltan. No te hace falta tener la última consola, ni el carro más guapo que ha salido ahora. Pero codiciar esas cosas hace que te vuelvas servil porque obedeces a quien sea y haces lo sea por tener más dinero. Y estúpido, porque tienes que serlo mucho para dejarte llevar por esos cánones.

P. ¿Qué opináis del tema de la independencia de Cataluña y del dinero que la Comunidad ha invertido en la creación de embajadas en Londres, Nueva York, París o Berlín?

R. Rubén: A mí los países me parecen una gilipollez. El concepto de “yo soy de España y como soy de España este tío que es de Francia me cae mal o es diferente. O la paella está mucho más buena que la vichyssoise”. Yo que sé. El concepto de país es estúpido. Y lo de las pelas de las embajadas, depende de dónde te llegue es pura demagogia. A mí me toca la polla que tengan cuatro embajadas en a tomar por culo porque es una mierda de pasta. El Gobierno Catalán, por ejemplo, tenía a un tal tío llamado Millet, que haciendo el Palau de la Música de Cataluña se ha levantado para sus bolsillos 45 millones de euros. Lo de las embajadas me parece que eran 2 millones de euros o algo así. Evidentemente yo preferiría que ese dinero se destinara a sanidad y educación. Pero en un país de subnormales por muy sano que esté estamos jodidos. Si la gente no tiene nada de cultura los engañarás para que se compre el último coche, para que diga lo que dice el gilipollas que sale en la tele, para que vea Operación Triunfo o para que Gran Hermano les importe. Pero lo de las embajadas, pues sí, podrían usar ese dinero para otras cosas pero tampoco es lo peor. Me la pela. Es otra gilipollez más de la panda de gilipollas que gobierna Cataluña que son especialmente estúpidos. CIU es igual que el PP, llevan la banderita catalana, pero es lo mismo. Ahora con toda la movida de la independencia CIU nunca ha sido un partido realmente independentista pero de repente se encontraron un día con una manifestación de un millón y medio de tíos. También hay que aclarar que toda la gente que estaba en las manifestaciones no es directamente independentista, esa es una imagen que se ha vendido fuera de Cataluña. Hay mucha gente que dice “yo quiero votar y a lo mejor quiero votar que no”, pero yo quiero que me dejen votar. Por qué cojones no puedo votar. Por ejemplo los señores de CIU han cambiado todo su programa para ser independentistas, una cosa que realmente no son. Los políticos hacen eso.
Sergio: Cuanta mala leche tienes tío, te has pasado (irónicamente). Pero si… ¿qué me estás contando? Si ya nos entendemos y estamos de acuerdo.

P. En vuestra opinión, ¿a quién beneficia que “España esté sumergida en la depresión”?

R. Sergio: A los que estamos hablando desde que hemos empezado la entrevista. Son los mismos todo el rato.
Rubén. Tú imagínate una multinacional y de repente hay una crisis. Aquí uno del grupo trabaja en una gran empresa e imagínate que esa empresa lleva los dos últimos años ganando más dinero que nunca, porque ha podido despedir a un montón de gente que ganaba sueldos dignos y ahora contrata gente por horas pagando mucho menos dinero. Pero se han reducido los precios de lo que ellos te ofrecen, aunque ellos venden el doble y cada año ganan un poco más. A esos les beneficia. Claro a un tío que tiene una frutería es una putada porque la gente irá a comprar lo más barato que tenga. Es así y eso creo yo.

P. ¿Cuáles son las “reglas de la sociedad que sin estar escritas son mandamientos a seguir”?

R. Sergio: Todas las letras, que buena (risas)
Rubén: (pensativo) No sé… Un montón. Tienes las típicas de creces, tienes que ir al colegio, tienes que comportarte de cierta manera, seguirle el rollo a todo el mundo y hacer lo que hagan los demás. Luego irás creciendo y lo normal es que te hipoteques, que tengas uno o dos crios, que envejezcas tristemente y te mueras. Y sobre todo cuando eres pequeño llevar la raya al lado y una gota de colonia que te pone tu madre por las mañanas cuando vas al colegio.
Sergio: Intentar ser un ciudadano ejemplar (risas)

P. “Nadie es imprescindible, todos tienen recambio”. ¿Por quién cambiarías a cada uno de los componentes del grupo?

R. Rubén: Yo a estos por cualquiera (risas). Por cualquier que quiera venir y tocar. ¡Bua! Vaya panda de parásitos.
Sergio: Yo no cambiaría a nadie, los quiero mucho y echo mucho de menos a Jordi, que debería estar aquí con nosotros y no puede.

P. “Hijos de puta los medios de información”. ¿De qué forma pensáis que se maneja la información en dichos medios?

R. Sergio: Solo los que no dicen la verdad
Rubén: No dice que toda la gente que informa son unos hijos de puta sino que hay hijos de puta en los medios de información. Fácil. Yo me pongo Intereconomía por la noche y yo tengo ganas de salir y matar a toda la gente que hay a mi alrededor porque son catalanes. Creo que tengo que matarlos porque son malos y son Satanás. Depende de a quién le sirvas, quién es tu amo o cuál es la voz. Si haces prensa independiente te puede pasar como a Ignacio Escolar que estuvo dirigiendo el diario Público, que es bastante rojillo y cuando él era el director me parece que duró tres meses y le dijeron “bueno tío, que se te va la olla”. El chico ha tenido que montar un diario que se llama “eldiario” por Internet donde te puedes suscribir y es prensa independiente en la que dicen más o menos lo que ese periodista ha investigado, piense o cree. Pero si tú trabajas en Antena 3 o en LaSexta, tu dueño es el gordo asqueroso este fascista de Cataluña, el dueño de la Editorial Planeta. Ese tío es tu jefe y tiene unas ideas políticas y tú vas a decir eso porque sino no vas a trabajar ahí. Y si en Telecinco el jefe es tal y dice que el PSOE lo peta, tú vas a decir eso. Es ese tipo de periodistas, que no son tal, sino correveidiles de su amo. CIU controla todo el grupo Godó que son la Vanguardia y un montón de radios y televisiones en Cataluña. Hay ahí una información y un tipo de opinión que está dirigida por políticos, “yo te doy esto y tú me das eso” y “yo me lavo las manos y tú me limpias el culo”. Es muy triste.

P. ¿Cuál es “vuestra verdad”?

R. Rubén: Las universales. Las únicas verdades que ahí, cada uno tiene la suya. Es verdad un abrazo, ver a la gente que quieres, cuando subes y te pones a tocar sin pensar en nada, cuando follas. Todo eso es verdad.

P. ¿Para qué “pararíais el tiempo”?

R. Rubén: Para disfrutar de las cosas buenas. Poder pararlo y hacerlas largas porque luego pasa el tiempo y todas las cosas tontas a las que no les das importancia, pasan los años, se van y no vuelven.
Sergio: En el mejor momento de tu vida pararías el tiempo para que se quedara ahí siempre que luego vienen muchos malos momentos.

P. ¿No es duro creer “que no hay batallas que ganar”?

R. Sergio: Hay muchas batallas que ganar y muchas por hacer todavía. Pero bueno, es una manera de explicarse Rubén en las letras.
Rubén. Ahh no, no, pero eso es diferente. Eso es “que no hay príncipes, que no hay princesas, que no hay batallas que ganar”. Es diferente, pero claro tú lo relaciones para que te venga bien, para eso tú haces la entrevista. Puedes hacer lo que te venga de las narices.
Sergio: Además muy buena la entrevista.
Rubén: Si, sí, está guay. Por lo menos sabemos que te has leído las letras o has escuchado el disco, que se agradece. Esa canción habla solo de cosas buenas, de amor, amor y amor. Me ha salido la vena hippie hoy.

P. ¿Qué es lo que queda de vosotros "cuando todo termina y baja el telón”?

R. Rubén: Un cansancio de la hostia (risas) y un vacío que dura poco, porque luego bajas, hablas con gente y te tomas unas cervezas. Estas haciendo eso que te mola. Cuando estas tocando casi siempre se te hace corto. Se pasa muy rápido porque es una cosa que haces automáticamente. Es como conducir, que no piensas en ello cuando lo estás haciendo. Es igual, pero lo disfrutas mogollón, es muy divertido. Es más, estas como abstraído. Es como yoga.
Sergio: En su caso es divertido, en mi caso no. Yo los cinco primeros minutos lo paso mal, me pongo muy nervioso. Yo no soy de tocar en directo realmente, a mí me gusta más estar grabando discos. Luego estoy arriba y cuando pasan 10 minutos estoy como ellos y me pongo muy activo, pero al principio me da una angustia que no me mola nada. En la primera canción siempre temblequea un poco la voz hasta que no estás caliente. Me pasa eso, es verdad.
Rubén: Tú no eres de tocar básicamente (risas). Da muchos nervios antes de salir eso es lo divertido. Pero si eso te deja de pasar, déjalo porque qué gracia tiene. Haz ejercicios de voz a lo Aerosmith.
 
 

- Kortxeas -

 


 

Fotografías realizadas por Enharmonia