Entrevista con Desakato

Desakato: "En el momento en que tus padres te dicen que los Reyes Magos no existen, ya estás jodido para toda la vida"

 

Madrid.- Sentamos en el banquillo a los tres acusados de Desakato a la autoridad por promover conciertos protestatarios. Tendrán que responder a nuestras preguntas para poder condenarles o declararles inocentes. Con testigos presenciales de los hechos, las novias de algunos de ellos también quieren opinar y explicar su visión de lo sucedido. La próxima vez no dudéis en participar. Cotejando las declaraciones de los presentes ayudará a dictar sentencia. Hablamos con Pablo (guitarra y voz), Gabri (guitarra) y Pepo (percusión, saxo y voz), sobre su anterior disco. Más tarde llamaremos al estrado a Mario (bajo) y Nano (batería) en el momento más oportuno, para adelantarnos que el siguiente ya está grabado. Un disco que promete ser más positivo y que ahora se encuentra en proceso de masterización. No dudéis en leer sus declaraciones porque como jurados, en vuestras manos está el fallo de la sentencia de estos cinco chicos asturianos mientras intentamos averiguar qué grado de responsabilidad tienen los dos componentes del grupo que faltan.

 

P. Si la vida es un tribunal, ¿por qué vosotros habéis sido acusados de desacato?

R. (risas) Pablo: Buena pregunta (risas). Lo de desakato fue un nombre que pusimos hace mucho tiempo, cuando estábamos buscando una forma de resumir las ideas del grupo y en aquel momento nos pareció una palabra contundente. Nos sonaba bastante bien y eso fue lo que hicimos poner “desakato. Pero hoy en día casi que nos arrepentimos (risas). Se nos tacha un poco de punk por la “k” y tenemos algún problema de prejuicios, pero también hay que mirar lo que hay debajo del nombre.

P. ¿Qué pasará cuando África se levante?

R. Pablo: África ya se está levantando, ya hubo levantamiento. Nosotros compusimos esa canción en 2008, creo, y en 2010 hubo levantamientos en todo el norte de África. Muchos tiranos están siendo derrocados. Empieza por ahí y va a acabar siendo por todo el mundo, yo creo que eso es algo universal. La revolución está llegando, punto.

P. ¿De qué forma hay posibilidades de ver alguna luz en la “frágil y decadente oscuridad” de la que habláis?

R. Pepo: La luz está en todo, en el día a día de cada uno y de cada persona que intente hacer algo diferente, ser un poquitín consciente por uno mismo, pensar sólo por uno mismo y no ser víctima de un sistema o una sociedad. Siempre que alguien se pare a pensar por sí mismo hay un pequeño led dentro de lo que podía ser una claridad.

P. ¿Por qué pensáis que mucha de la gente se muestra intolerante?

R. Pablo: Oye, está es la primera canción del disco y van tres frases ya (risas) ¿Qué vas a ir frase por frase en todas? (carcajadas). Nunca nos habíamos encontrado eso, Gabri, te toca tío (risas).

Gabri: Yo pienso que la comodidad en la que está establecida la gente a día de hoy en estos países, hace que hagan oídos sordos y no miren a lo que pasa alrededor de ellos y piensan que lo de ellos está todo bien, o muy mal, pero no saben más allá de lo que hay. Por eso no tienen esa concepción de poder ver lo que le está pasando a otra gente que está mucho peor.

P. ¿En qué momento “importan más las ideas que las personas” y “las palabras dejan de tener sentido?

R. Pablo: (risas). Hostia, hostia… Ahí me has dado…
Pepo: Eso es una frase que es concretamente de un caso o problema personal nuestro, de nuestro mundo cercano y de los colegas.
Pablo: Habla de la inteligencia política. De tener unas ideas y pensar que tus ideas son mejores que las del otro sólo porque sean tuyas. Nadie tiene la verdad absoluta nunca.

P. ¿A dónde vais cuándo tenéis que “salir corriendo”?

R. Pablo: Al bar (risas).
Pepo: No, al local de ensayo. En el momento en que estás un poco estresado del curro, “esto no me sale”, se te jode el coche y “no tengo pasta” o lo que sea, siempre es “qué guay tío, por lo menos ensayamos”. Voy para allá y me saco todo lo que tengo dentro.
Pablo: Viene a ser lo mismo, un poco es local-bar.

P. En vuestra opinión, ¿con qué aspectos han acabado las ciudades o su construcción?

R. Pepo: La ciudad acaba con la naturaleza del hombre. Así de rotundo y contundente.

P. En todo este año y pico que lleváis dando conciertos con vuestro último disco “Miseria, sangre y plomo” ¿habéis encontrado ya el veneno “para matar los miedos y poder sobrevivir”? Si así es, ¿cuál es ese veneno?

R. Pablo: Si, realmente hace mucho tiempo que encontramos esa fórmula. No tenemos ningún aliciente en esto porque no ganamos dinero, por el momento. Entonces, el miedo que puedas tener a salir a tocar y que no haya nadie en la sala nos lo dejamos en casa. Vamos a tocar por nuestra propia satisfacción y punto. No tenemos ningún miedo a estas alturas ya. El veneno es el rock and roll.

P. ¿Qué creéis que provoca en una relación que surja la distancia?

R. Pepo: Eso ya es personalmente, dentro de cada uno, pero normalmente suele ser la rutina. Aunque también puedes tener a una persona al lado y estar a años luz.
Pablo: Y la propia distancia también. Es difícil. Las relaciones a distancia son diferentes y eso es difícil.

P. ¿De qué forma tratáis de encontrar el lado emocional de los temas?

R. Pablo: Escribiendo desde dentro, lo que sientes de verdad y no inventándote sentimientos. Tienes que intentar plasmar los tuyos propios a la canción. De esa forma yo creo que se consigue.

P. ¿Cómo veis actualmente la situación del consumo de drogas?

R. Pablo: Yo que soy profesional del sector (risas) puedo hablar, no porque sea camello sino porque soy educador en un centro de toxicómanos. Creo que sí que degrada mucho a la juventud del mundo porque las drogas al final lo que hacen es aislar a la gente e impedirle un poco tener inquietudes, pensar de otra forma. Es una forma de tenernos atados.

P. ¿Qué les diríais a la gente que vive enganchada o a los jóvenes que, como dice “Otro gramo”, “viven fingiendo que controlan esto”?

R. Pablo: Cada uno tiene que hacer un poco para sí mismo. Nosotros les recomendamos que intenten salir de ahí. Hay otras formas de buscarse a sí mismo, no hace falta meterse mierda.

P. ¿Por qué parece que, aún hoy, hay unas vidas que valen más que otras?

R. Pepo: Porque realmente creemos que es así. Ante los ojos del Estado no es lo mismo una persona ahora mismo en el paro o un indigente que supone un dinero en el momento en que entra en un hospital, que alguien que tiene una gran empresa, una gran fortuna, que mete dinero en las carreras políticas o en el Estado.

P. ¿Qué se es capaz de hacer “cuando tu vida ya no vale nada” y la rabia lo inunda todo?

R. Pablo: ¡Qué preguntas, tú! (risas)
Pepo: Gabri, explotar.
Gabri: Explotar.

P. Todas vuestras canciones, a excepción de una, son bastante pesimistas, ¿lo veis todo tan mal actualmente?

R. Pablo: La verdad es que cuando empezamos a escribir “Miseria, sangre y plomo” teníamos una concepción del entorno social bastante negativa. Toda la rabia que teníamos acumulada parece que salió en el disco. Pero no todo es pesimismo en este mundo y para este disco que vamos a sacar ahora, damos otro enfoque a las canciones, porque sí es verdad que nos encerramos un poco ahí en esa tristeza. Quedó un disco un poco gris y este nuevo yo creo que va a ser un disco con más luz.

P. ¿Es por eso por lo que cada vez hay más gente que se refugia en un “mundo virtual”?

R. Pepo: Sí, por eso y por la simplicidad que tiene porque hoy en día la gente está enganchada que si al Wassap, al Facebook y demás. Creo que es una manera de perder las relaciones entre la gente. Es más fácil ponerle un comentario en el Facebook que decirle a una persona a la cara “oye mira, me pareció mal esto”. Metiéndote en esa rueda, acabas simplificando mucho y aislado. Aunque tú te creas que estás comunicado con todo el mundo, estás aislándote en tu casa, encerrándote y no viviendo tu vida.

P. ¿De qué forma la vida os ha enseñado a vosotros “a levantarte y caminar si vuelves a caer una vez más”?

R. Pepo: Esa acabamos de venir hablándola en la furgoneta (risas). En el momento en que tus padres te dicen que los Reyes Magos no existen, ya estás jodido para toda la vida. No son más que malas noticias y decepciones en este mundo. Esa es la primera vez que te tienes que levantar, en el momento en que tus padres te dicen eso.

P. Precisamente en “Mundo virtual” rompéis esquemas incorporando un fragmento en francés con voz femenina, ¿cuál es el objetivo de ese contraste o qué es lo que querías provocar con ello?

R. Pepo: Tenemos grandes amigos que nos parecen grandes músicos y que necesitan un empujón y viendo cómo está el mundo de la música hoy en día, que volvemos otra vez a lo mismo, todo se compra con dinero. Nosotros metemos a nuestro colega a expresar lo que siente, ella es Laurina, es belga y le gusta mucho el reggae y el ragga, cantar en francés, tiene un grupete que se llaman “Yasta Fait”. Es una manera de echarles una mano y agradecer todo lo que también hacían por nosotros de otra manera.

P. “Frío de Xineru” es un tema cantado en asturiano con la gaita como protagonista. Tema, que según tenemos entendido, dedicasteis a vuestros padres. ¿De qué forma pensáis que ellos lucharon para que nosotros pudiéramos tener lo que tenemos ahora?

R. Pablo: Yo creo que todo el mundo se puede sentir identificado con esa letra. Lógicamente todos tenemos padres y todos ellos por instinto luchar por sus hijos. Era una forma de hacer un homenaje y de decirle a mi padre cosas que a lo mejor no me atrevo a decirle a la cara. La verdad es que el también escuchó la canción, le gustó mucho y fue una cosa que nos pareció interesante hacer.

P. ¿Cómo fue el momento en que vuestros padres la escucharon y se dieron cuenta de que, sin duda, era el tema más emotivo del disco?

R. Pepo: ¿Cómo se lo decimos? (risas) “Mamá pon está canción a papa” (risas). Supongo que escuchando la letra es bastante entendible y explícita. No es una canción que se vaya mucho por las ramas, ni que tenga grandes metáforas ni demás. Es una canción bastante directa.

P. ¿Vosotros como grupo como haríais “posible lo imposible?

R. Pablo: Como grupo lo tenemos complicado, necesitamos mucha más gente.
En este momento llegan Mario (bajista) y Nano (batería)

P. ¿El tiempo os ha dado ya la “fuerza astuta, raíz y solidaridad” para continuar adelante y plantearos grabar un próximo disco?

R. Mario: El tercer disco ya está grabado. Estamos ahora dándole vueltas al master y muy contentos porque grabamos un disco más positivo, lo que nos salió un poquitín de los huevos. Fuimos al estudio que quisimos para usar el material que quisimos y salió el sonido que buscábamos. Estamos muy contentos.
 

 

- Kortxeas - 

 
 
 

 
 
Fotografías realizadas por Enharmonía