Tierra Santa - Esencia

La RAE define “esencia” como aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas o como lo más importante y característico. Pues eso es este disco, nada más claro para definirlo. Disco lanzado bajo el sello de Maldito Records en el mes de marzo, que consta de dos partes, una eléctrica con nuevas versiones de sus clásicos y otra parte acústica. La idea del primero es simplemente hacer sus temas más conocidos con los adelantos de hoy en día, ya que no hay que olvidar que estos buenos amigos llevan casi 20 años en la música. Su estilo es inconfundible, power metal y heavy metal de lo más puro del panorama nacional.
 
En el análisis vamos a centrarnos en cómo suena cada uno de los temas, analizando si es bueno o no regrabar canciones antiguas que ya triunfaron en su tiempo precisamente por su sonido. Para eso basta con hacer un ejercicio de investigación y comparar las nuevas y viejas versiones.

 
El primer disco abre con “La sombra de la bestia”, versión de la canción del álbum “Sangre de Reyes”. Un track potente y rápido con un sonido brutal de las guitarras que contiene un tema tan de moda como la licantropía. Siguen con “La momia”, de “Tierras de leyenda”, para hablarnos de inmortalidad y magia oscura. Canción muy buena que con los retoques ha quedado aún más misteriosa. “El bastón del diablo” nos lleva de regreso hasta aquel mítico disco “Legendario”, con un sonido muy potente y donde destaca la voz de Angel San Juan sobre todos los instrumentos.
 
No hace falta presentar “La canción del pirata”, para muchos la mejor del grupo y un precioso homenaje a Espronceda con una versión más limpia y clara que en “Tierras de leyenda”, quizá menos heavy, pero manteniendo el sonido que les caracteriza en estos últimos tiempos. Seguimos con los himnos y “Legendario” no se queda atrás, del álbum homónimo nos trae una buena versión del clásico que al igual que la anterior, peca de falta de dureza y sonido puramente heavy pero destaca por sí misma y no necesita de doble bombo para ser buena.
 
Seguimos con el disco “Legendario” para pasar a “Séptima estrella”, potente y poderosa, en la que destacan los solos de guitarra siendo una buena elección para continuar con el álbum. “Pegaso” aparece en “Sangre de reyes” y surge con un sonido muy rockero con mucha distorsión en las guitarras, un track muy rápido y potente.
Para cerrar la primera parte del disco eléctrico nos presentan “David y el gigante” y la famosa historia de David y Goliat, canción que apareció en “Sangre de reyes” y trae con ella un sonido poderoso que sigue siendo fresco con el paso de los años. Acabamos con “Kamikaze”, aparecido en “Apocalipsis”, que nos presenta un tema más oscuro y pegadizo en un tema rápido y con unos riff muy pesados. Un digno final de la primera y eléctrica parte de este disco.
 
La segunda parte es totalmente acústica y mucho más íntima. Abre con la preciosa melodía y mejor estribillo de “El canto de las sirenas”, canción que forma parte de “Indomable” y que tiene un sonido mucho más “pop” que en la primera versión. “El amor de mi vida” fue incluida en “Sangre de reyes” y es una melodía muy romántica que resulta hasta demasiado endulzada.
 
El mejor tema de este acústico es “La leyenda del holandés errante”, no sólo por la famosa leyend,a sino por la letra. Canción de las más recientes publicada en “Caminos de fuego” que en su versión original sonaba potente como un trueno y ahora gana en fondo pero pierde en sonido. En “La mano de Dios”, que parte del álbum “Legendario”, destaca la introducción del sonido del piano y la guitarra clásica como principales, acompañando a la voz de Ángel de una manera magistral.
 
“Para siempre” vuelve a “Caminos de fuego” y nos enseña una canción que habla de amor eterno, muy bonita. Pero aún mejor suena “Héroe”, que con el acústico destaca más que en “Mi nombre será leyenda”.
 
La penúltima canción es “Tu misión”, que vuelve al sonido oriental que ya escuchamos en la primera parte del disco “La momia”. Un temazo publicado en “Apocalipsis” que merece la pena escuchar con un final curioso. Para terminar tenemos “Hermano del viento” para cerrar el breve repaso por su discografía en “Apocalipsis”. Brillante uso de guitarra que en ocasiones suena demasiado aflamencado, pero no por ello menos brillante.
 
Para resumir, es un disco que a los más puristas del heavy o power metal no les va a gustar. Es un disco para fans y sobre todo para los de la segunda época de la banda que comenzó en 2010. Aún así, siempre será agradecido volver a escuchar clásicos. Ahora habrá que esperar a ver que hacen en la gira, si tocan la parte eléctrica o mezclan con la parte acústica. De todos modos los esperamos en el escenario.
 

- Thor -