Patada al rey - Buenas noches hijos de la gran puta

Desde Vilanova i la Geltrú llega el sonido metálico y punk atronador de Patada Al Rey. Un grupo que comienza a subirse a los escenarios allá por el 95 pero que es ahora, en el 2013, cuando deciden retomar su actividad musical seriamente y lanzar su primer disco "Buenas noches hijos de la gran puta". Un proyecto grabado por Invasionate Records compuesto por diez canciones cañeras, con mucha fuerza y acompañadas de una parte instrumental impecable que hará las delicias de aquellos a los que les guste el punk más crudo y combativo.
 
Diez disparos que abordarán muchos de los problemas que el país sufre en la actualidad, que reflejan su más pasional oposición al sistema, al gobierno y como ya habréis deducido, a la monarquía. Hecho que se puede constatar sólo mirando la portada de este trabajo debut, obra de Azagra, en la que políticos, curas y hasta el propio rey son dirigidos a lo que parece un "campo de concentración", encima de una furgoneta sobre la que se puede leer "Chorizos".

 
De esta manera, empezamos a escuchar el disco y la primera canción que nos encontramos es "La puta tele", que como su propio nombre indica, es una crítica canalla a la televisión y a los programas que en ella se emiten, de los cuales citan varios. El ritmo es potente y visceral, con cambios de registros vocales y combinación de diferentes melodías; patrón que se repetirá durante todo el disco aportando versatilidad al conjunto.
 
La tralla sigue con "Paco el dictador", un tema benevolente con el que describen un poco el perfil y vida del caudillo. Destaca la parte instrumental con grandes contrastes entre las partes melódicas y el punk más estridente. Acaba con un fragmento del himno de España que se repetirá en más de una ocasión. Le sigue "Eskalero", tema desagradable que nos descubre la historia de uno de los mayores asesinos en serie de España, Francisco García Escalero. En ella se habla de los macabros detalles de alguno de sus asesinatos al compás de unas guitarras eléctricas que elevan la intensidad hasta el infinito, creando un sonido más metálico.
 
"Parricida" es otra canción dinámica en su ejecución. Aconseja no tomar drogas y estudiar a la vez que no pensar en el mañana. En ella parecen cantar las guitarras con sus giros y rasgados. Mientras que al grito de: "¡Bastardos Hijos de Puta!" comienza "Documentos TV" donde todo se acelera. Con una apertura de un buen ritmo de guitarras y una buena base instrumental que va en progresión hasta incorporar la percusión. Entonces torna a un sonido más ska que hará saltar hasta las piedras. La temática es un poco difusa pero se puede interpretar como una crítica hacia la violencia de género. Con ella nos metemos en un punk más bestial donde la voz gutural fuerza letras con mucha mala hostia contenida.
 
La sexta canción es "Curas y cardenales" y se centra en el tema de la Iglesia y todas sus mentiras. Suena con ganas esta crítica a uno de los estamentos con más poder como sigue siendo el clero. Y seguimos con "Nos iremos al Arcs" donde de forma guasona y divertida nos cuentan sus preocupaciones vitales: impotencia, alopecia, que se acabe la cerveza...etc. Dos pistas en las que destacar el trabajo de los músicos por su empaste, cambios de melodía y compases progresivos que te harán vibrar.
 
Enfilamos la recta final con "PAR" (Patada Al Rey) que no podría tener mejor título y comienzo que el que tiene, con unas palabritas del Rey Don Juan Carlos. Otro tema que al igual que la canción de Franco, retrata algunos detalles de la vida del monarca y vuelve a poner de manifiesto que este grupo catalán no comulga con ruedas de carro.
 
De "Verano" sorprende el papel que juegan los instrumentos de vientos, muy ausentes hasta el momento. El tema que nos ocupa es más como su propio nombre indica: veraniego, fresco y original. Se recurre a cánticos populares que ayudarán a animar los cotarros de cualquiera de los conciertos en los que participen los de Vilanova.
 
Terminamos con "David vs Javier", la canción romántica por excelencia que comienza como una balada con un ritmo más suave y enternecedor. La versión del "Mujer contra mujer" de Mecano, cantada por una chica (cosa que nos sorprendió) que relata la historia de amor de David contra Javier.
 
En definitiva, un buen álbum debut que han logrado los chicos de Patada Al Rey con el que darse a conocer a nivel nacional y que sorprenderá a los fieles del punk y el metal. Una fuerza paranormal surgida de la vibración incesante de las cuerdas que se adueñarán de tu "yo" haciendo que sientas toda la bravura de estos estilos junto a letras soeces, sin sutilezas y con fuerte carga social.
 

- Srta. Bouvier -