Fredy Fresquet - Fredy Fresquet

El veterano músico, ex de Banzai, se lanza a la aventura en solitario con un álbum de rock clásico muy completo, que incluye 10 canciones de melodía y regusto añejos compuestas todas por el gran Fredy. En esta andanza cuenta con el cantante Javier Bruque, Roger Guardia como batería y Valen Llopis al bajo.
 
Abren con “Hasta el final” que comienza con una genial unión entre guitarra y batería y una letra que aunque buena, a veces peca de excesiva en las repeticiones, compensándose en los estribillos con un solo de guitarra magistral. Sigue con “Cruzar la vía”, canción muy retórica y con mucha carga metafórica, que destaca por la unión increíble de guitarra y voz en contrapunto, logrando un sonido increíble al que ponen el broche con un nuevo solo de guitarra.

 
"Porque todo siga igual" trae más velocidad al disco y nos deleita con un estribillo simple y pegadizo que se queda en la memoria. “Volver a ser un niño” vuelve a poner la pausa y nos habla del paso de los años con una canción de rock puro que cierra con un coro de niños. “Cándida” es una balada, que para variar, toca el tema del amor y la soledad, con una voz que destaca sobre toda la instrumentación. Una de las mejores canciones del disco sin dudarlo.
 
Pasamos como los semáforos a “Luz verde”, un tema más potente que habla de crear nuevos mundos, gran final con Bruque desgañitándose. Buena, pero quizá un poco repetitiva. “Serpientes” comienza la última parte del disco con una canción en la que prima el sonido de los teclados y la guitarra, explicándonos musicalmente lo que es estar entre las serpientes y lo que es el miedo.
 
“Pisar firme” cuenta una parte melódica muy importante y un estribillo de los mejores de todo el disco. “Nadie” ya abre directamente con un buen riff de guitarra y nos habla del bien y el mal, un tema bueno en la línea del total. Cierran con “Nunca más”, más pesada y potente, en la que brillan voz y guitarra dando caña a esos que hablan en voz de otros sin saber.
 
En definitiva, es un disco que a los fans del rock tranquilo con buenos riffs y letras complejas les va a gustar. Un primer paso para Fredy, que esperemos sea el primero de una exitosa carrera en solitario.
 

- Thor -