Canteca de Macao - Nunca es tarde

Una "Intro" de 13 segundos abre este disco que pronto da paso al tema “Nunca es tarde”. Una canción perfectamente elegida como single donde las voces masculina y femenina se mezclan, dentro de un ritmo fresco, así como la utilización de la percusión y los metales a través de los cuales llegando al final se es capaz de crear una cumbia que enlaza como fichas de un puzzle con la totalidad de la canción. Mención aparte merecen los brevísimos silencios que dan una mayor fuerza al tema y que serán usados más adelante en muchos de ellos.
 
Con un mambo, le sigue “Lo más bello”, relajado, y en esta ocasión con voz femenina, empleando el silencio para abrir un nuevo ciclo. Estamos ante una canción totalmente bailable, con golpes instrumentales vinculados al estribillo, pero siempre dentro de una base melódica que varía haciéndose más reggae, combinando los dos sonidos -mambo y reggae - para rematar con la base inicial al que le otorgan la bendición de la samba final. 

 
Suave, recordando a los G5. Así comienza “Fuente de plata”, con una voz femenina que, además de guiar el tema, edulcora el ambiente y besa el flamenco. Sin embargo, la voz masculina no duda en incorporarse más adelante consiguiendo una gran unión vocal. En esta ocasión, la guitarra y las palmas se dejan escuchar con mayor atención en el desenlace. Muy parecido es “Libre”, en la medida en que en este grupo podamos decir que unas y otras canciones se parezcan porque es prácticamente imposible. En dicha canción, una guitarra española da paso a un ritmo más rumbero sin llegar a alborotarse. Esta vez, la voz masculina se convierte en principal con la ayuda de coros. Además el tema incorporará una parte más destacada de merengue con la crudeza y el sentimiento que aporta la voz. Tras eso, una importante parte instrumental encabezada por la trompeta para volver a los inicios pero con mayor swing. ¿El final? Una autentica revolución de sonidos.
 
El reggae viene de la mano de “Tu voz”, que puede alardear de conseguir ese ritmo que le caracteriza, cantada por Anita que en un momento se acelera vocalmente para volver a un estilo claro. No por eso el tema deja de sorprender llegando a incorporar una parte casi solamente vocal en la que la letra centra toda la atención. Sin duda, es un tema que destaca por su mezcla de sensaciones. También bajo la sombra del reggae nace “Desnúdame”, esta vez con la alternancia de estrofas entre Anita y Chiki, un cierto toque a blues, golpes rotundos y ritmos definidos. Más adelante, las dos voces se unirán para dejar claro lo que “quieren sentir”, compartiendo ambos deseos en solitario para luego fusionarse en uno, único.
 
Más rápida y con la sensación de huida inmediata pero con cierto toque a lo Pull Fiction, pasando por el ska e incluso el country encontramos “Desfase”, capaz de crear una locura muy bien conseguida que eclosiona en mil ritmos altamente bailables. Un tema que refleja a la perfección el extraordinario manejo del sonido de este grupo. Le sigue “Tierra” con un registro vocal aflamencado pero un ritmo rumbero y una música que se rinde a los pies de la voz en algunas ocasiones para más tarde viajar al compás de ella y acompañarla fielmente en su cantada historia. Llegado el final, las cosas cambian. Los instrumentos se rebelan y de forma reivindicativa golpean con fuerza hasta ser ellos mismos los que trazan su propia canción, ritmosa e intensa donde se reafirma completamente lo escuchado hasta ahora.
 
Con la grabación de una mujer, una madre y con la salsa corriendo por las venas suena “Perdío”. Esta vez con la alternancia de dos voces masculinas distintas y la ayuda de coros que le dan ese carácter latino del más puro sabor a salsa. La percusión y algunas voces que aderezan el tema principal desde el fondo también ayudan a aumentar el ritmo, junto con frases cortas y claras. Termina este nuevo trabajo con “Chacarera”, y el comienzo que nos recuerda a alguna de sus canciones de discos pasados, a medida que camina por el desierto y el sonido va subiendo, la música también se va transformando en una ranchera llena de la picardía que caracteriza ese género, haciéndose poco a poco aún más argentina o mexicana si cabe.
 
Canteca de Macao es uno de esos grupos que si, alguien aún no los hubiera escuchado y te preguntara ¿qué tocan? La respuesta de un servidor sería un caos de ritmos, no sabría describir si es flamenco, rumba, salsa, ranchera, reggae… lo mejor es que lo escuches tu mismo. Lo mejor es que disfrutes de cada una de sus fusiones sin que nosotros te lo contemos, porque efectivamente, es uno de esos grupos que hay que escuchar y saborear uno mismo.  
 

- Piltrafilla -