Concierto de Extremoduro en el Shikillo Festival (15/08/14)

El Shikillo Festival mece el poder de Extremoduro

 
Ávila.- Aterrizamos en Arenas de San Pedro (Ávila), un hermoso pueblo serrano, a primera hora de la tarde. Pronto, lo que suele ser un tranquilo lugar se convierte en un bullicio de gente de negro con camisetas de múltiples grupos, desde Slayer hasta Porretas. Según nos aproximamos al Campo de Fútbol el ambiente festivalero va creciendo con gente a ambos lados de la pequeña carretera bebiendo, fumando, hablando, en fin, haciendo amigos. Cuando por fin llegamos, encontramos una enorme fila de gente esperando para entrar a la que nos incorporamos y tras los pertinentes cacheos y controles logramos entrar y conseguir un magnífico lugar donde disfrutar de lo que se nos avecina. El recinto tiene unas dimensiones adecuadas aunque el polvo del suelo hace prever que será una noche con poco aire.
 
A las diez de la noche, esperamos ansiosos el comienzo del concierto de Extremoduro, que, como todo lo bueno, se hace esperar un poco. El escenario que montan para esta gira "Para todos los públicos" asemeja un almacén lleno de contenedores de mercancías. Cuarenta y cinco minutos más tarde comienza el espectáculo bajando uno de los conteiner que estaba colgado en la parte superior del escenario y abren con la ya tradicional “AI cantar” de Platero y tú rememorando viejos tiempos en la vida de tantos de los que allí estábamos.
 
Continúan con “Sol de invierno” donde demuestran su maestría y su buen hacer en directo. Tras un pequeño intervalo pasan a la poética “Buscando una luna” y “La vereda de la puerta de atrás” que fue cantada al unísono de los aproximadamente 10.000 que allí estábamos.
 
Tras la introducción pasaron a mostrarnos en directo como suena el nuevo álbum y comenzaron con “Pequeño rocanrol endémico” y los allí presentes podemos decir que lo pasaron con nota. Siguieron rememorando viejos clásicos como “Golfa” y la intimista “Calle Esperanza S/N” de Material defectuoso para pasar directamente a “Locura transitoria” y su ritmo acelerante. Tras esto, Robe Iniesta y Iñaki “Uoho” Antón se quedaron en el escenario para mostrarnos un adelanto del nuevo material en el que están trabajando tal y como hicieron en la anterior gira, la canción es tranquila y con una letra muy interesante que se llama “Canta la rana”.
 
Antes de llegar a la pausa que dividía el concierto nos hicieron una versión acortada del disco “Dulce introducción al caos” que podemos asegurar que de seguido suena mejor que separando las canciones. Al finalizar bajó de nuevo el contenedor que seguía en la parte superior del escenario.

 
Tras los 20 minutos de descanso volvieron con la siempre genial “Prometeo” que cuanto más pasa el tiempo mejor envejece. Siguieron con la inmortal “Jesucristo García” y tal y como aventuramos al principio, el polvo hizo su aparición, tiñó todo el escenario de arena y hasta el fin del concierto nos acompañó. Con “Poema sobrecogido” nos mostraron un poquito más del nuevo trabajo. Un poco más tarde tocaron una de las sorpresas del concierto “Bombas” de Pedrá, un disco tan genial como desconocido. La rabiosa “Mi voluntad” volvió al presente a la muchedumbre. Con “Autorretrato” hicieron a la gente disfrutar con el saber hacer de la banda, canción que suena mucho mejor en directo que en Canciones Prohibidas.
 
La apoteosis llegó justo después con podríamos decir tres de los grandes himnos de la banda “Standby”, “Salir” y “Puta” en los que todos cantamos, saltamos y lo pasamos como niños. En “Que borde era mi valle” nos regalaron una magnífica y desgarrada interpretación.
 
Para cerrar un brillante concierto utilizaron “Ama, ama, ama y ensancha el alma” y la hermosa “El camino de las utopías”. Al final como es de recibo, Uoho nos regaló un virtuoso sólo de guitarra en el que todo el mundo vibró. Tras esto llegó el clásico regalo de púas y baquetas para clausurar el primer día del Shikillo.
 
En resumen un soberbio concierto en un entorno inigualable con unos Extremoduro muy en forma que repasaron su prolífica carrera y que nos hicieron varios regalos en forma de clásicos no habituales y nuevas canciones.
 

- Thor -

 

 
 
Fotografías realizadas por Ana Casas