Asaco Metal Fest 2013

Metal "a saco"

 
Madrid (Parla).- Bienvenidos a la capital del metal en Madrid que durante la jornada del 29 de Junio dio cobijo a la segunda edición del Asaco Metal Fest. Un único día en el que pasaran por su escenario ni más ni menos que nueve bandas de todas las clases de metal, muy distintas, pero con una misma finalidad: dar mucha caña y hacer ruido.
 
El festival se anunciaba como anti crisis y así era, 25 euros por nueve grupos. Tal y como están las cosas francamente barato. Dentro, ya en las barras, las bebidas y los bocadillos estaban a un precio más que asequible, gran acierto de la organización en ese sentido. Y en cuanto al merchandising, igualmente los precios eran económicos.
 
Pero vayamos al tema principal: la música. Como objeción decir a los organizadores que las dos de la tarde a finales de Junio no es una buena hora para comenzar un festival. Hay que amar mucho este mundo y la música para irte a pegar botes y gritar a una plaza de toros. Los grupos y los fans respondieron, los primeros dándolo todo a pesar del calor sofocante, y los segundos (que aunque pocos) haciendo ruido y disfrutando de la música.

 
El primer grupo que apareció en el escenario fue “Leyenda Involuntaria” una banda local detThrash metal con mucho poderío y un buen sonido en directo. De hecho, nos consta que están grabando un disco, así que tendremos que echarles el ojo en breve, ya que nos hicieron disfrutar, entre otros, de un gran cover de “In my darkest hour”.

 
El siguiente en aparecer en el escenario, que fue desmontado y montado en muy poco tiempo, fueron los amigos de “Cuernos de Chivo” un grupo de hardcore metal supercañero, que conectó con el público a través de la enorme energía que desprendieron, donde el vocalista, Toni, fue un auténtico fuera de serie. De ellos destacar como obligada escucha, “Ultra Violencia”.
 
Una vez hubieron terminado, surgieron los murcianos “Vendetta Fucking Metal” que con su hardcore hicieron vibrar a la gente, viviendo momentos realmente divertidos con pogos y bailes demenciales al ritmo de las canciones. Buena colaboración con Toni de Cuernos de Chivo y sobretodo la cercanía con el público.
 
Para cambiar de rollo aparecieron los ya veteranos “XXL” que con su rápido nu metal nos recordaron a lagunas viejas canciones que ya habíamos oído de ellos. Temas muy profundos y personales donde destacaron “Absolución” y “Lo que quiera”.
 
Los siguientes fueron el el descubrimiento del día. Aunque repetían tras la primera edición, “Hell’s Fire”, con su rock sureño nos dejaron boquiabiertos, ojipláticos, embobados… podríamos seguir pero os aburriríamos con esto. Muy buenos temas de una banda entregada y en armonía con el público. Aquí la gente bajó a ver más de cerca al grupo que en uno de sus temas finales no dudaron en bajar del escenario para tocar entre el público, algo que siempre gusta al personal. Sólo tenéis que escuchar el tema “Stone Cold Grave” para saber de qué estamos hablando.
 
Llega el momento de “Noctem” el grupo de black metal que con su imagen ya daban idea de que venían a hacer. Un sonido brutal, el uso de la sangre y unas letras oscuras que no dejan indiferente a nadie.
 
Continúa el festival y se acerca al fin con los ganadores del Wacken Metal Battle y ultra patrocinados por Monster (seguro que hasta la ropa interior), “Crisix” hicieron lo que dicen en su lema, “Ultra Fucking Thrash Metal”, con mucha movilidad y buenas voces. La gente se animó bastante, un par de covers y unas maracas en “Brutal Gadget”. Divertido y curioso juego de futbol con globos a destacar.
 
Y finalmente llegamos a los cabezas de cartel, “Hora Zulú” y ”Sober”. A los primeros teníamos muchas ganas de escucharlos porque los conocemos desde el primer disco y por unas cosas u otras no los habíamos llegado a ver en directo. A los pocos segundos ya los teníamos más que vistos pero no por eso nos gustaron menos.
 
Los de Graná tocaron un poco de todo: “Reinvención”, “De-que-rer-ser”, “Andaluz de Nacimiento”, “Tango” y muchas más, en cuanto al nuevo disco tocaron “Gabinas de cochero”, “Mis barraqueras” y “Que la Tierra te sea Leve”. Diecisiete temas en total que resumieron muy bien la historia de la banda. Hay gente que no entiende que hayan ido al festival por lo distinto de su música pero desde luego dieron un gran show con guasa y mucho arte. 
 
Finalmente y para cerrar el concierto, los madrileños se marcaron un soberbio concierto en su línea. Quince temas de todo su repertorio (aunque se olvidaron demasiado de los primeros temas) que sirvieron de llamada para más público. Tocaron canciones como “Eternidad”, “Paradysso”, La Araña, “Loco” “Cubos” y otras tantas, que tuvieron a la gente cantando y saltando sin parar. Merecida nota la aparición de Carlitos de Mago de Oz para tocar con ellos la canción “Decir sí”. Buen broche para un festival de casi doce horas de duración.
 
Al final, regalos por parte de la marca de bebidas Jagermeister y una afluencia de público que fue bastante pobre y sólo respondieron a las bandas más grandes. Una mención de honor merecen camareros, ingenieros de sonido, seguridad y toda la gente que trabajó sin parar para que hasta el último detalle saliese lo mejor posible, y aunque pudo haber fallos, el festival fue un éxito y la gente salió satisfecha. Agradecimientos a la organización y la fotógrafa que aguantó el día conmigo. Por el metal bien valen el calor, las quemaduras solares y el polvo de una plaza de toros. 
 

- Thor -

 
Fotografías realizadas por Ana Casas