Por Instinto - La sed animal

Por instinto, la joven banda madrileña surgida en 2011 y considerada por varios medios como uno de los mejores grupos emergentes, regresa con nuevo trabajo bajo el brazo y el apadrinamiento de Rock Estatal Records. En este segundo disco (el primero en descarga gratuíta), tanto la producción como las letras así como el trabajo gráfico de los libretos y portada ha sido por parte de la propia banda.
 
Un disco directo que busca tocar el alma a golpe de rock urbano del bueno, doce canciones repletas de riffs duros junto a otros no tan duros y unos pequeños toques ska y punk que llevan a la práctica la receta perfecta para hacer disfrutar al creciente público. Un gran trabajo de los cuatro miembros de la banda: Sergio "Belli" a la batería, Diego Olmedo al bajo, Jorge Conde a la guitarra y por último Prade llevando la voz cantante con su guitarra.

 
Y ya entrando en materia abren con un poderoso sonido en el que se aprecian ritmos rápidos con un gran estribillo sobre la pasividad respecto a las injusticias, de ahí el título “Despertad”. Siguen con el ritmo vertiginoso en “Alíate con tu enemigo” y unas variaciones de velocidad y sonido de lo más interesantes para continuar hablando de la pasividad pero a nivel estatal. Un gran estribillo para conciertos. Pasan sin pausa a “Dar el salto” con un sonido más cercano a metal, una gran canción de velocidad endiablada que nos habla de la valentía para el cambio. Sin embargo, en “La sed animal”, nos presentan un ritmo algo más pausado en el inicio para contarnos lo que es la sed de vida y que encuadra perfectamente con la portada.
 
Rápidamente nos empujan en el trasiego de la vida hacia “Minuto a minuto” y su “sutil” crítica a la vida laboral actual con una canción que es un placer sonoro. En “Desechados” se nota que toman un cariz más intenso para hablar de reiniciar y de los principios, con la colaboración de Oscar de Debruces nos traen una gran frase como: “Sobra corazón y falta más Goma-2”. “En la distancia” es un tema más pausado y romántico en el que Prade saca a relucir su voz más tierna y el resto de la banda se luce con estos sonidos más calmos.
 
Para cerrar el último tercio del disco “En este lugar” habla de vivir en la ciudad, de ganarse el pan, de sudor y trabajo. Rabiosa y con un estribillo que es electrizante. “Convencido de tu fin” es un tema muy profundo con mucho de la banda en ella en el que vierten todo su saber hacer con sonidos potentes y una voz desgarradoramente brillante. En “Siervo de Dios” se centran en las religiones y la pertenencia de la conciencia al propio ser pensante, dando como resultando una gran canción. Un eléctrico comienzo abre “La espera” que vuelve al tema romántico y tierno, tiempo y amor con un gran final coral. Para terminar han elegido una canción muy interesante que evoluciona como si fuese una tormenta, así “Sólo cuando llueve” comienza como un chispeo lenta y acústica para ir acelerando hasta ritmos ska, velocidad de tormenta que busca purificar y limpiar para abrir nuevos comienzos.
 
Y para buenos comienzos, los de estos madrileños, que en palabras que me permito plagiar del Presidente del desGobierno resultan brotes verdes para la escena rock y que auguran un árbol fuerte con la seguridad de que será longevo. Un gran trabajo que les va a llevar con total seguridad a una gira (deseamos exitosa) por muchos de los escenarios de esta nuestra pequeña tierra.

- Thor -